Hombrecillos verdes
Una visita en clave de humor a las imágenes clásicas de la ciencia ficción.
viernes, agosto 31, 2007
El fuego de los dioses



El descubrimiento del fuego aconteció cuando una piedra arrojada por casualidad sobre unos leños y hojas secas arrancó una chispa que inflamó todo el conjunto.

-Ya era hora, la verdad. ¿Cuánto tiempo llevamos apilando leña y hojas secas por todos sitios sin utilidad aparente y baldándonos a pedradas como unos bestias?

-No sé. Yo hago lo que hacía mi padre, y su abuelo antes que él.

-¿En tu familia también soñábais el mismo sueño que os ordenaba hacerlo?

-Sí, a ver si ahora podemos dormir tranquilos de una puñetera vez, que ya se empezaba a hacer pesado. Lo digo por los sueños y por los cantazos en el cráneo desde amanecida.

-Bueno, pero lo de las pedradas podemos seguir haciéndolo, de vez en cuando, aunque sea por deporte. En el fondo era divertido.

Moraleja: De la atribución a la casualidad de un propósito nacieron los dioses; los héroes, de la paciencia, de la resignación ejercida valientemente, día a día.

Etiquetas:

escrito por Ignacio Egea @ 2:22 p. m.  
0 Comments:
Publicar un comentario
<< Home
 
PING

UNA BITÁCORA DEL GRUPO PING
Ignacio

Ver perfil completo

Posts recientes
Topologías
Otras páginas del autor
Ciencia ficción más seria en
Usenet y afines
Botoncitos varios

IBSN: Internet Blog Serial Number 3-2-1000-0002

BLOGGER