Hombrecillos verdes
Una visita en clave de humor a las imágenes clásicas de la ciencia ficción.
lunes, agosto 21, 2006
El experimento del Profesor Ignatiox.
El banquete de los hambrientos, de James Ensor.

La mesa, larga, y profusamente adornada, fue siendo ocupada por los invitados al singular banquete. La expectación era considerable.

-Y bien, profesor Ignatiox. - le interpeló el Dr. Slump, uno de los comensales -¿Cuándo nos va a presentar ese nuevo invento? Aunque no me hago muchas ilusiones sobre que esta vez nos vaya a ofrecer tampoco nada útil para el destino final de la Humanidad, que es la Utopía Zapatista de Economía Controlada y una Adecuada Distribución de la Miseria ¡Qué lástima que sus grandes dotes inventivas estén siempre al servicio del Perverso Capitalismo que usted disfraza so capa de las libertades individuales! ¿Cuándo veremos su nueva creación?

-Pronto, pronto - le respondió el Profesor Ignatiox. Después, se dirigió al resto de la concurrencia- Damas y caballeros, y los que no son ni lo uno ni lo otro, como los gays y los sindicalistas. Les he elegido por pertenecer a la rama políticamente más extremada de todos mis conocidos, porque singularmente a ustedes les juzgo más capaces que nadie de apreciar mi nuevo invento. Pero antes, cenen y conversen, a la amorosa luz de estas lámparas especiales que he diseñado ex profeso para la ocasión. ¡Buen provecho!

El servicio procedió a servir el primer plato, una sopa de cebolla rala y aguada, insípida como la comida de hospital mezclada con engrudo. Y el primer plato fue el último, y de postre un chusco de pan. El brillo de la lujosa cubertería, la extraña luz ambarina de las historiadas arañas, parecían disimular con éxito las deficiencias de la comida, pues, aunque aquella sopa boba sólo iba acompañada de un vino blanco agrillo y desfondado, pronto todos los comensales empezaron a dar muestras de satisfacción y a conversar enfática y relajadamente, como sólo se hace después de un gran banquete.

-Naturalmente, el objetivo final es una adecuada distribución de la miseria, pero para ello debemos reglamentar concienzudamente todos los estamentos productivos, para que la producción de miseria se intensifique...

-Y no debemos olvidar que los sistemas de esa distribución deben obedecer a criterios de discriminación positiva.

-Y que los transexuales tienen derecho a una discriminación positiva en ambos sentidos.

-Pues es maravilloso lo que está haciendo el Coronel Gadafi en Libia, con eso de sacar todas las aguas fósiles de los oasis y llevarlas por acueductos a las zonas secas, por el criterio de que, de donde sobra agua, hay que llevar a donde no hay. Y más si, además, entre las dos zonas hay una enorme desigualdad en renta.

-¡Ése si que es un líder modélico y defensor del desarrollo sostenible, y no los fachas que querían quitarle al agua al Ebro para beneficiar a todos esos secarrales de mierda que hay por el sur. Si esa gente vive en una zona pobre, pues que emigren. Pero a donde estoy yo, no, que me desvirtúan mi cultura regional y me modifican la base de votantes.

-¡Pero al tercer mundo hay que abrirle las puertas! ¡qué vengan los que quieran! ¡Y respetar su cultura!

-Pero que no se les ocurra importar sus películas y sus series de TV con el pretexto de que les gustan más. Al cine español hay que protegerlo. Perdón, quiero decir, al cine estatal.

-Bah, eso se arregla poniéndoles a sus hijos a Almodóvar obligatorio en la selectividad.

-Pues los incendios los han provocado los fachas, que se consumen en odio y prejuicios, y los del año pasado también los provocaron ellos, porque seguramente sabían que al año siguiente iban a a perder, conocimiento al que habrán llegado de forma demoníaca y por artes prohibidas, porque esa gente que se consume en odio y prejuicios es capaz de todo, y bla, bla, bla...

-Ufff, no quiero el trozo de pan de postre, estoy lleno.

-Buf, pues yo tampoco. Voy a tener que desabrocharme el botón de mi Levi's HiperPosh 1917 style adecuadamente envejecido y con pañuelo palestino a un lado y chador plegable bajo el cinturón, porque voy a reventar. Ah, el Profesor Ignatiox se levanta. A ver qué dice.

-Estimados comensales. Voy a proceder a la presentación de mi invento. Gracias por su paciencia, y espero que hayan disfrutado de la cena. Por cierto ¿alguien quiere repetir?

-Ufffff, no, no podemos más- fue la respuesta general.

-¡exacto!- levantó la voz el Profesor Ignatiox, exultante- ¡Y fíjense qué birria de alimentos se les han servido! Un trozo de treinta gramos de pan, y una sopa en cuya elaboración se han empleado medio kilo de cebollas, diez litros de agua y una ramita de perejil! ¡Y todos ustedes están completamente saciados, y lo estarán durante todo el día! ¿Se han fijado en las lámparas estilo "Fin de siècle" que presiden esta mesa? Instalé en ellas los emisores de los nuevos rayos de mi invención, que, en combinación con unos oligoelementos presentes en la sopa que se les sirvió, sacían el hambre de una manera absoluta, de forma que, instalados en órbita geostacionaria y adecuadamente enfocados a las zonas desarrolladas de la Tierra, producirán tal sensación de hartazgo en la población desarrollada del planeta que la enorme cantidad de excedentes alimentarios generada podrá destinarse a paliar las hambrunas de las zonas desfavorecidas.

-Pero eso puede causar graves perjuicios económicos en nuestra política de subvención agraria que hemos logrado que sea casi aceptable tras una lucha de años, aunque aún nos quedan muchas reivindicaciones -gritó el líder sindical de "Obreros Okupas del Kampo"- ¿Por qué no enfocar esos rayos directamente en el tercer mundo y así dejarán de pasar hambre!

-Creo que he olvidado resaltar un aspecto que, de todas maneras, creí obvio. -respondió Ignatiox- Este rayo sacia, pero no nutre. Aplicado a poblaciones necesitadas sería un arma genocida de eutanasia mansa, no una ayuda. Sólo servirá para terminar con el exceso de consumo en las poblaciones cuyas necesidades nutricionales están ya sobradamente resueltas. Acabará con los lujos, las comilonas, la gula y las golosinas, y con la matanza de animales. Casi todo el mundo se apañará con doscientos gramos de cereales diarios, cien gramos de proteína vegetal similar al tofu, cien gramos de cebollas que aportarán fibra y una pizca de puré de concentrados de cáscara de kiwi y mondas de patata para las vitaminas. ¡No más animales condenados a una existencia atroz en las granjas y a una muerte cruel en los mataderos! ¡No más corridas de toros ni Sanfermines ahogados en vinazo y vomitonas y rodados en tortura de pobres animales despavoridos!

-Glups- musitó Iker Amonal, relaciones públicas de la empresa de euskokamisetas Kukusumuxu.

- ¡No más restaurantes con tonterías y sillas de diseño que se te clavan en las hemorroides!

-Glabs- regurgitó Ferrá Julivert, afamado chef de la franquicia de restaurantes de lujo "Nhada de nhada"

- ¡No más productos light y chuminadas varias!

-Aghh- gritó Pandor@ Epicen@, lider ecologista naturista nudista transexualista y dueña de la cadena de comida ecológica "Sostenibilia- cómprala para sentirte pura de intestinos y de conciencia"

-¡No más Navidades y festejos populares convertidos en brutal satisfacción de la gula e inmisericorde machucamiento del hígado! ¡No más platos típicos grasientos y teñidos en sangre de animales!

-Ayyyyyy - gritó Xose Ximenes, presidente de la Asociación de Defensa de la Comida Nacional de cada Nación de Uno Mesmu.

-¿Para qué escuchar más? ¡Matémosle! - gritó de pronto Plácido Palomo, líder pacifista.

-Aghhhh, no puedo levantarme de la mesa.

-Uf, yo tampoco.

-Bluf, ni moverme puedo. Estoy inflado.

-Bueno, mis queridos comensales. Como pueden ver, yo he comido lo mismo que ustedes, he estado expuesto a los mismos rayos, y sin problemas me levanto y me pongo a salvo de sus justificadas iras. Es curioso, pero los rayos de mi invención no afectan por igual a todas las poblaciones humanas, y por eso en particular ustedes fueron los invitados a mi particular cena experimento. En el curso de mis estudios he descubierto que determinados seres humanos segregan una hormona a la que he bautizado "Progrecina". Sobre esta hormona, y con ciertas enzimas asociadas a ella que actúan sobre el apetito y los efectos de la digestión en la capacidad motora (de ahí su transitoria inmovilidad) es sobre lo que actúan mis rayos .

"Esta hormona, de la que no he podido encontrar una predominancia estadísitica por clase social o raza, y de hecho, se da hasta en las mejores familias, inhibe ciertos mecanismos cerebrales asociados a la consecuencia entre ideas y actos, a una adecuada percepción de la realidad y a la falta de hipocresía, y aunque no puedo extrapolar sus efectos a lo largo de la historia, en nuestra sociedad actual, la gente con esas taras tiende a manifestar unas ideas políticas heterogéneas, y a menudo incompatibles, pero que, curiosamente, tienden a aliarse y a asociarse en un conglomerado confuso pero tremendamente activo.

"Sólo sobre ellos estos rayos tienen algún efecto, y tras lo que les he expuesto, ya se habrán dado cuenta ustedes de que estos rayos no servirán de nada utilizados como arma de dominación del mundo próspero sobre el pobre, pero sin duda en los países desarrollados nos traerán un definitivo cambio social, con un gran porcentaje de la población dedicado sinceramente a la frugalidad y la solidaridad, de acuerdo a las ideas que siempre manifestaron. Y conforme a esas mismas ideas seleccioné los que iban a ser al mismo tiempo sujetos de experimentación y testigos de la presentación de mi maravilloso y definitivo invento.

"Señoras, caballeros, gays, sindicalistas, okupas, camisas pardas de la kale borroka, actores, cantantes, ramocines y demás élites culturales, ahora ahítos, inflados de comida a su pesar. Es un gran placer para mí presentarles mi nuevo invento:

¡Los rayos inflarrojos!

Etiquetas: ,

escrito por Ignacio Egea @ 12:01 p. m.  
1 Comments:
  • At 9:02 p. m., Anonymous Anónimo said…

    Muy grande, Ignacio! La carcajada soltada al final ha sido de impresión...

    Goody ALien

     
Publicar un comentario
<< Home
 
PING

UNA BITÁCORA DEL GRUPO PING
Ignacio

Ver perfil completo

Posts recientes
Topologías
Otras páginas del autor
Ciencia ficción más seria en
Usenet y afines
Botoncitos varios

IBSN: Internet Blog Serial Number 3-2-1000-0002

BLOGGER